Blog E-motivation

E-MOTIVATION es una Newsletter quincenal nacida en 2004, a la que puedes suscribirte gratuitamente. En este Blog se comparten los artículos pero no los contenidos exclusivos que sólo envio a mis suscriptores.

decisiones sabias

DECISIONES SABIAS (Planificación Estratégica Personal 3ª parte)

separador-rosa

«Cuando tratamos de elegir algo concreto, descubrimos que está relacionado con el resto del universo.»

Dos amigos se encuentran por la calle y uno le saluda al otro diciendo: «¡Qué bien que te veo, pareces más joven y con más energía! ¿Qué tomas?» Y el amigo le responde: «¡Decisiones!».

Y es que dos de las cosas que menos gustan a nuestro cerebro son: los cambios y tomar decisiones.

Decidir implica, desde una postura infantil e inmadura, renunciar a las opciones que no elegimos. Por lo que, muchas veces, posponemos las decisiones con la falsa ilusión de que será una manera de mantenerlo todo, o al menos de no sentirnos culpables de dejar lo que no elegimos.

No nos darnos cuenta de que «no elegir» puede que nos alivie temporalmente de la presión y el miedo a fallar, pero al dejar que acaben eligiendo «otros» o «las circunstancias» corremos el riesgo de que estas decisiones no vayan guiadas por nuestros verdaderos deseos, valores y principios.

Puede que tomar decisiones sea estresante, pero el precio que se paga por posponer dichas decisiones es mucho mayor.

Aprender a tomar decisiones sabias forma parte imprescindible de una eficiente Planificación Estratégica Personal.

Te recuerdo los pasos que indica el Dr. Bernhoff A. Dahl

  1. CONÓCETE A TI MISMO.
  2. CONOCE TU MUNDO.
  3. TOMA DECISIONES SABIAS.
  4. VIVE UNA VIDA CONSCIENTE
  5. CELEBRA TUS ESFUERZOS Y TUS ÉXITOS.

Si te perdiste las dos primeras partes del artículo, puedes leerlas aquí: ANTES DE QUE TE OLVIDES y CONOCE TU MUNDO.

En el artículo de hoy vamos a desarrollar el tercer punto: TOMA DECISIONES SABIAS.

Tomar decisiones sabias te ayudará a:

  • Definir tus objetivos
  • Elegir tus proyectos
  • Determinar tareas específicas

Para que tomes las decisiones que tomes sobre:

  • Decisiones vitales: nuevo trabajo, cambio de residencia, estudios, relaciones íntimas.
  • Decisiones acerca de nuestra familia y de nuestros hijos
  • Decisiones aparentemente triviales como actividades de ocio y diversión, deportes, viajes.
  • Decisiones sobre nuestra salud: control del peso, dejar de fumar, alimentarse sano predisposiciones genéticas a sufrir ciertas enfermedades.
  • Decisiones empresariales, emprender o ser asalariado
  • Decisiones sobre crisis existenciales, fuerzas tóxicas, etc.

Sean decisiones fundamentadas en el conocimiento de ti mismo, de tus fortalezas y tus debilidades internas, tus valores, tus virtudes, tu misión y tu visión.

Y que seas capaz de afrontar con éxito las oportunidades y amenazas externas.

Para tomar decisiones sabias hay dos capacidades principales que debes desarrollar:

  1. La gestión del cambio
  2. La gestión del riesgo

La gestión del cambio

Para que la planificación estratégica pueda serte beneficiosa tienes que propiciar el cambio. La disposición a cambiar en tu vida depende de muchos factores, uno de los más importantes son tus experiencias pasadas. El éxito o no de tu planificación anterior, de los esfuerzos que hayas realizado para cambiar y de responsabilizarte de tu vida, son factores clave de cualquier cambio posible futuro.

El esfuerzo por el cambio también puede verse afectado por miedos: a lo desconocido, a lo sospechado, a lo conocido, al fracaso, al éxito, etc.

Tu fuente de poder personal para abrazar y favorece el cambio se puede ver enriquecida con:

  • Motivación
  • Inspiración
  • Actitud
  • Pensamiento positivo
  • Modelado, etc.

La gestión del riesgo

El riesgo se define como la posibilidad de sufrir daño, pérdida o estar en peligro. La asunción de riesgos es el proceso que nos lleva. a elegir la posibilidad de obtener algo nuevo, aunque de ese modo nos arriesguemos a perder algo que ya tenemos.

En nuestra vida diaria siempre estamos asumiendo riesgos: cuando respiramos, cuando comemos, viajamos, realizamos cualquier actividad o cuando buscamos la aparente seguridad de nuestro hogar. Algunos riesgos los asumimos de forma tan automática que adoptan la forma de hábitos, tanto positivos como negativos.

Nuestra predisposición a asumir riesgos tiene mucho que ver con los éxitos y fracasos que hayamos cosechado en el pasado. En un extremo se hallan las personas contrarias al riesgo cuyo lema es: «Más vale prevenir que curar», mientras que en el otro extremo están las personas que toleran el riesgo y cuyo lema es: «¡Condenados torpedos! ¡A toda máquina!».

Aunque lo cierto es que la mayoría de nuestras elecciones se encuentran entre ambos extremos.

El cambio es imposible sin un mínimo grado de aceptación del riesgo.

Muchas personas han dejado de utilizar el poder para tomar decisiones inteligentes y elijen en cambio llevar una vida irreflexiva, dejando que sean otros quienes tomen sus decisiones vitales.

A tomar decisiones se aprende tomándolas, entrénate cada día 😉

Nos vemos en la última parte del artículo sobre Planificación Estratégica Personal.

Isabel Circulo

Acerca de la autora

Isabel Sales

Coach, formadora y escritora
Licenciada en Filología Románica, Diplomada en Magisterio y Master en E-Learning.
Fundadora de Espai Coach y Tony Robbins Spain
Partner Oficial de Tony Robbins para España y Latinoamérica desde el año 2005 y miembro de su equipo de coaches: el Must Team
Partner de Deepak Chopra en su Reto de 21 días de Meditación en Español

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

mockup-libro1

Aprende cómo ciertos cambios en la percepción e interpretación de tus emociones negativas y nuevos hábitos de acción harán que:

Aceptes y escuches tus emociones negativas como la tristeza, el miedo, la ira y el asco porque están ahí para ayudarte.

Aprendas a descargar estas emociones y a integrarlas en tu vida sin sentirte culpable.

Disfrutes más de la vida, sintiendo un equilibrio hasta ahora desconocido para ti.

Con la lectura de este libro vas a descubrir que las emociones negativas
no son realmente negativas

Pin It on Pinterest

Share This